RSS

El Banco Central Europeo secuestrado en sus contradicciones

11 Jun

Artículo aparecido en el periódico “Levante el Mercantil Valenciano” el domingo 10 de Junio de 2012 en la página 13 de su suplemento dominical “Trabajo y Formación”

Durante estos días se ha estado hablando sobre la Unión Bancaria Europea y sobre la necesidad de que el Banco Central Europeo (BCE) colabore de una manera activa en la solución a los problemas en los que se encuentra la Eurozona. Sin embargo esta institución no parece demasiado ilusionada en involucrarse en estos planes ni en extralimitarse en sus funciones. Cualquier medida que vaya más allá de ellas no despierta demasiado entusiasmo entre sus cuadros directivos (al menos, aparentemente).

 El objetivo principal del Banco Central Europeo es mantener la inflación, es decir, que los precios no se incrementen en exceso. Para ello debe controlar la cantidad de dinero que hay en una economía logrando que este no se incremente en demasía. La idea es que un crecimiento de la cantidad de dinero lleva a que se compre más y esto hace que los precios aumenten. La estabilidad de precios se nos presenta, además, como el mejor garante de la estabilidad de la economía. El cumplimiento estricto de esta función va a evitar problemas económicos al conjunto de la sociedad.

 A pesar de que esta idea goza de una aceptación casi generalizada, es evidente que esto no se ha cumplido en estos últimos años. La inflación no se ha disparado en ningún momento (hasta ha llegado a ser cercana a cero en algunos países de la Eurozona en los años anteriores a la crisis) y sin embargo esto no ha sido una garantía de estabilidad. Esto se ha debido, en parte, a que los precios eran estables pero la política monetaria era expansiva, es decir, los tipos de interés eran bajos y se emitía dinero que se inyectaba en la economía. Si el crecimiento económico hubiese sido elevado, esto hubiera significado que el crecimiento del dinero en circulación se utilizaba para comprar nuevos productos y generaba aumentos significativos de la producción. Esto hubiese explicado, a su vez, cómo se daban al mismo tiempo aumentos de la oferta monetaria con estabilidad de precios. Sin embargo, las tasas de crecimiento fueron durante estos años más bien modestas.

 La razón por la que no subieron ni los precios ni el crecimiento fue que gran parte de este dinero se destinó a la compra de activos financieros e inmobiliarios. Ello produjo que el aumento de los precios de estos activos se acelerase. La inflación no se dio, pues, en los bienes de consumo (que son los que se incluyen en el IPC) sino en los activos de inversión financiera y en los bienes de inversión inmobiliaria. Hubo inflación, pero no de bienes de consumo, sino de activos financieros e inmobiliarios.

 Esta permisividad con la inflación en el precio de estos activos se basaba en la creencia de que no pueden existir burbujas especulativas y que, al final, ese crecimiento de los precios permite a aquellos que operan en estos mercados obtener pingües beneficios que acabarán repercutiendo en la economía real produciendo más crecimiento económico. Ahora bien, pensar que el valor en bolsa de una empresa (por ejemplo) puede duplicarse cuando ni sus beneficios ni su tamaño lo hacen, no puede menos que resultar sospechoso a cualquiera que lo observe desde afuera. Lo mismo podríamos decir de los aumentos desorbitados que se dieron durante estos años en los precios del mercado inmobiliario… Permitir estas subidas exageradas de precios, parecía una política errónea como señalaron algunos economistas en su momento.

 Estas circunstancias nos plantean varias preguntas cuya respuesta podría llevarnos a replantearnos los objetivos, funciones e independencia del BCE. Si durante los años de bonanza se financió barato a las instituciones financieras para que estas pudiesen ganar dinero adquiriendo productos financieros arriesgados o prestando para comprar bienes inmobiliarios ¿Por qué ahora no se puede financiar barato a los Estados para que se ahorren dinero en tipos de interés y puedan utilizarlo para políticas sociales o de estímulo de la economía?… Si durante los años anteriores de la crisis se permitió una inflación exagerada de los activos financieros e inmobiliarios ¿Por qué ahora no se permite una inflación controlada aunque más elevada que la actual para que se repartan las consecuencias de la crisis entre prestamistas y prestatarios y se estimule, de paso, la demanda?… Si se ha constatado que la función de supervisión del BCE y de los bancos centrales de los países no sirvieron para evitar la crisis financiera ¿Por qué no se revisan profundamente sus atribuciones, sus competencias y su manera de trabajar? Si todos tenemos que poner nuestro granito de arena para superar esta situación ¿Por qué el BCE parece que está exento de esta responsabilidad? ¿No habrá que pedirle también que renuncie a algo de lo suyo para ponerse al servicio de la sociedad en su conjunto y especialmente de los más desfavorecidos por esta situación de recesión?

 Creo que en momentos delicados de la economía, como el que estamos pasando en estos momentos, es necesario replantear, no solo los objetivos, sino también el modo de funcionar y la misma independencia del BCE. Si su manera de hacer las cosas no ha servido para evitar la crisis, menos lo está haciendo para afrontarla. Su rigidez, su apego a los dogmas en los que está instalado, no ayudan en nada en una situación que precisa de apuestas arriesgadas e imaginativas. Por ello creo que es buen momento para replantearse estas contradicciones de la política monetaria y ponerla al servicio, no de la lucha contra la inflación, sino de las personas y de la sociedad europea en su conjunto.

 

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: