RSS

“Minorías eclesiales ¿Un bien para la sociedad actual?”

12 Nov

“Minorías eclesiales ¿Un bien para la sociedad actual?” (2009) Cresol, Any-11, Nº 91, Pág: 27-28, Novembre del 2009, Unión Apostólica del Clero, Valencia

Artículo publicado en el último número de la revista Cresol.

Lo primero que he tenido que hacer para poder hablar de este tema con fundamento, ha sido utilizar las nuevas tecnologías introduciendo la expresión minorías eclesiales creativas en un buscador de Internet. Así me he dado cuenta de que se trata de una expresión acuñada por Benedicto XVI. Tal vez alguno de mis lectores puede sorprenderse de mi ignorancia en este aspecto, pero si es así no puedo más que decepcionarlos y pedirles disculpas, sinceramente, no lo sabía. Es más, me he dado cuenta de que la utiliza con relativa frecuencia, la última vez (al menos cuando estaba escribiendo este texto) fue el pasado 29 de Septiembre, día en el que preguntado por el rol de la Iglesia en una nación en la que los católicos son una minoría, el Pontífice señaló que “normalmente son las minorías creativas las que determinan el futuro”.

Sin embargo la mayoría de veces en las que ha hecho referencia a este término lo hacía hablando de los nuevos movimientos y comunidades. Se refería a ellos cuando expresó su confianza “en esas minorías creativas que son portadoras de las novedades en el hoy de la Iglesia”. Son ellas las que para él están trayendo un nuevo aire a la Iglesia que permite que esta se renueve constantemente para anunciar el evangelio de una manera más acorde con los tiempos actuales que siempre son nuevos.

Como se puede observar, el Pontífice romano introduce esta expresión para dos realidades distintas aunque similares. Por un lado para los cristianos como una minoría en el mundo actual que, a través de su creatividad y su visión de futuro, puede aportar mucho a la sociedad en su conjunto y a la construcción de una realidad mejor. Por otro a grupos minoritarios dentro del cristianismo que introducen una visión renovada y una fuerza impulsora y que ayudan a que la Iglesia ame más y cumpla así su misión de construir el reinado de Dios en la tierra.

Ahora bien, para que estas minorías cumplan bien su cometido de renovación del conjunto tienen que tener una vocación universalizadora que vaya más allá de su propio colectivo. Una minoría puede tener la tentación de quedarse encerrada en su grupo, separar lo que ellos hacen del resto, sentirse como los únicos elegidos, los más puros, los que mejor han entendido el mensaje y considerar al resto poco menos que inferiores. En estos casos, la minoría, por muy creativa que haya sido o que sea, va a quedarse en un simple grupúsculo que se regodeará en la autocomplaciencia, pero que no aportará gran cosa a los demás.

La minoría creativa va a ser un bien para los demás en la medida que ofrezca su creatividad a todos, en la medida que comparta su sabiduría, sus esperanzas y sus bienes con el conjunto. Debe estar dispuesta a que lo suyo propio deje de serlo para ser patrimonio de todos, debe prepararse para dejar de ser minoría y pasar a ser mayoría. Sin esta vocación, universalizadora (que tan bien representó San Pablo entre los primeros cristianos) las minorías creativas se pueden quedar en una mera anécdota, en algo que no haya sido ni útil ni inútil para el conjunto, sino indiferente para la mayoría.

Por ello creo que tanto a nivel intraeclesial como extraeclesial, debemos intentar ofrecer nuestras aportaciones al conjunto con humildad. No se trata de que todos vayan a la minoría, sino de que esta amplíe sus horizontes para convertirse en pauta general (aunque sea a costa de perder parte de sus formas, que no de su esencia) Para conseguirlo, no se puede avasallar. No se puede imponer o amenazar a aquellos que piensan de otra manera o ven lo mismo de otro modo. Debe hacerse desde el amor, hay que poner el carisma propio al servicio de la mayoría, aportando así la sabia fresca y las nuevas ideas que el conjunto necesita. Convenciendo así de lo positivo que aporto a los demás.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 12, 2009 en Desarrollo económico

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: